Objetivos

  1. Movilizar a la sociedad asturiana por el futuro del idioma, dándole visibilidad al conflicto lingüístico.
  2. Recuperar para el asturiano el espacio central como lengua común de todas las personas de Asturias y de todo el dominio lingüístico asturleonés.
  3. Propiciar y colaborar con campañas de normalización lingüística.
  4. Vigilar el cumplimiento de la legislación lingüística vigente, defendiendo los derechos de los hablantes a los que se les nieguen.
  5. Trabajar para la oficialización de todo el corpus toponímico tradicional asturiano, vigilando su uso por parte de instituciones y empresas.
  6. Controlar el cumplimiento de las políticas lingüísticas comprometidas, así como reivindicar mayores grados de compromiso lingüístico por parte de las insituciones y otras entidades.
  7. Favorecer la colaboración entre organizaciones de todo el dominio lingüístico para generar una conciencia ciudadana sobre la unidad del idioma y trabajar para conseguir objetivos comunes.
  8. Internacionalizar el conocimiento del idioma y del conflicto lingüístico, a través de acciones culturales y de la denuncia ante los organismos estatales e internacionales de la situación irregular que viven los ciudadanos asturianos en lo tocante a la cuestión lingüística. Además de trabajar con otras comunidades lingüísticas con situaciones semejantes en cualquier lugar del mundo.
  9. Favorecer el reconocimiento absoluto del asturiano como lengua oficial en todo el territorio asturiano, y junto con el eonaviego o a fala en su zona correspondiente, además de colaborar para que este reconocimiento se consiga también en el resto de territorios donde el asturiano es lengua propia.
  10. Reclamar un estatus jurídico de oficialidad para el asturiano dentro de los organismos europeos